Roberto Drazich, junto a su socia Gabriela Lima, está desarrollando Grape, el primer coworking del mundo dedicado al vino.

-¿Cómo surgió la idea de Grape?

-Queríamos crear un espacio en el que participaran todos los actores de la industria, desde bodegas nacionales y extranjeras hasta proveedores, especialistas en comercio, sindicatos, actores gubernamentales y demás. En la actualidad la toma de decisiones en el rubro está limitada a un par de jugadores clave, y la idea es que haya un lugar en el que la participación sea más amplia y desde la que se tomen decisiones a nivel gestión.

-¿Qué características tendrá el lugar?

-La oficina está en el cuarto piso del Edificio Gómez, en plena Ciudad, y va a tener todas las facilidades típicas de un coworking: distintas opciones de oficinas, todos los servicios incluidos y demás. Su particularidad más importante es que es exclusivo para el mundo del vino, y que está enteramente dedicado a eso.

-¿Cuándo van a inaugurar?

-En mayo vamos a estar abiertos. Ya tenemos confirmados a 10 participantes importantes del rubro, y estamos analizando expandirnos a otro lugar para ciertas áreas de la industria que requieren mayor espacio. Queremos generar un espacio para que el vino mendocino salga al mundo.

Fuente: Punto a Punto

“Queremos generar un espacio para que el vino mendocino salga al mundo”